La carboxiterapia es una de las mejores terapias para combatir la celulitis, el exceso de grasa en el cuerpo y la flaccidez.

Es un método no quirúrgico que consiste en el uso terapéutico del gas Dióxido de Carbono (CO2) por vía subcutánea. El CO2 se infiltra con microinyecciones. produciendo lipólisis (destrucción de las células grasas), aumento del flujo sanguíneo y por ende, rotura de tabiques fibrosos de la celulitis y mejoría de la flaccidez, por lo cual sirve para los 3 tipos principales de celulitis: edematosa, fláccida y lipodistrófica.

La calidad del tejido mejora, la piel se vuelve más lisa, con más brillo. Las zonas afectadas se vuelven mucho más delgadas y las depresiones se van suavizando.

Consulta Online

Si tienes alguna duda o requieres mayor información, por favor envianos tu consulta: