Open/Close Menu Cirugía Plástica - Medicina Estética
arrugas en el cuello

Las arrugas del cuello y de las manos son consideradas las marcas más reveladoras del paso de los años en una persona, pero esto puede mitigarse si se “ataca” desde temprana edad.

El proceso degenerativo de la piel inicia a la mitad de los veinte, y es ahí donde aplicar tónicos y cremas reafirmantes surtirá el efecto deseado a largo plazo. Sin embargo, esto no resulta suficiente para ganarle la carrera a la edad.

El maquillaje lidera la lista de los métodos más efectivos para disminuir la visibilidad de las arrugas, pero solo se encarga de las esconderlas, más allá de resolver el problema.

Internet también ofrece recetas para preparar remedios caseros con ingredientes naturales, que pueden funcionar, pero no están certificados científicamente.

La clave para el cuidado de la piel en general es protegerlo del sol, así que la primera recomendación es utilizar protector solar, ya que los rayos ultravioletas son el principal factor que causa el envejecimiento de la piel.

En la naturaleza existen elementos vitamínicos que fortalecen las defensas de la piel contra edad como es el caso de los antioxidantes, que se pueden encontrar en alimentos con vitamina c, y el omega 3, cuya fuente principal es el pescado.

La alimentación es solo un complemento de un tratamiento integral, que va desde masajes hasta mascarillas faciales extendidas hasta el escote. La gimnasia facial también toma un papel relevante, sobre todo para tratar la papada, que es una de las afecciones más reveladoras del rostro.

Esbozar una exagerada sonrisa es el ejercicio más común para esta zona, ya que tensa la musculatura, al igual que repetir exageradamente las letras x o z. Esta actividad física es útil para enfrentarse contra los Anillos de Venus, arrugas horizontales y verticales que se generan por las posturas al dormir y por la flacidez.

Lee También:  Elementos que no sabías que pueden causar manchas en tu piel

Para profundizar en los tratamientos estéticos que inciden directamente en la desaparición de estas marcas, las radiofrecuencias están en el punto medio de los extremos. Este procedimiento no es invasivo y utiliza una técnica electrostática que favorece a la absorción de las sustancias activas aplicadas en el área para regenerar de la epidermis.

Es conocido por estimular la producción de colágeno y elimina toxinas, que funciona con 10-12 sesiones, equivalente a dos meses, para tener resultados visibles. Este tratamiento se puede repetir cada dos o tres años para prevenir el envejecimiento.

El segundo procedimiento más eficiente para la zona es la aplicación de botox en los cuatro músculos que conforman el área cervical. Este método disminuye las contracciones tendinosas, hasta el punto de disminuir sus marcas por la relajación del músculo.

Por último, la limpieza de la zona es importante, es por eso que la microdermoabrasión se debe aplicar para eliminar los residuos de epidermis muerta a través de una abrasión suave, o un proceso de “pulido”, que estimula el crecimiento de nuevas células de la piel.

Todas estas técnicas deben estar acompañadas de una hidratación adecuada, ya que nuestro cuerpo está conformado por un 80% de agua.

Escribe un comentario:

*

Tu dirección de e-mail no será publicada ni compartida.

2015 - 2018 © Copyright - La Silueta. Todos los Derechos Reservados