Open/Close Menu Cirugía Plástica - Medicina Estética
estrias

Las estrías son las marcan más temidas por las mujeres, ya que detrás de ellas se advierte una pérdida de elasticidad en la piel que será difícil de recuperar. Pero no todo está perdido; la ciencia ha renovado sus estrategias para atacar esta afección común.

La clave para combatir las estrías es saber cuál es su causa principal. Generalmente la aparición de estos desgarros de las fibras elásticas de la dermis ocurre por cambios hormonales de gran intensidad, como el embarazo o la pubertad.

En estos dos casos en particular, ocurre un aumento en la producción de estrógenos, que acelera la retención del contenido hídrico del tejido que incrementa la tensión en la piel, generando un debilitamiento de de las fibras de colágeno y elastina.

También existe una predisposición genética que puede influir en la manifestación de la ruptura de las fibras, al igual que la deshidratación y las fluctuaciones de peso, que acrecientan las posibilidades de una piel sin tonicidad.

Si su cuerpo ya muestras signos de rupturas superficiales, debe evaluar que tipo de marca posee para saber que tratamiento es el más pertinente. Las estrías inflamadas son rojas con una consistencia blanda, que indica que la rotura de la dermis fue reciente. En este caso, aún existe vascularización en la zona, condición que facilita su tratamiento.

La inflamación es una evidencia del desarrollo de una herida que intenta cicatrizar, donde el sistema inmunológico envía más sangre a la zona afectada, y el enrojecimiento se prolonga hasta cauterizar la herida.

En esta etapa es pertinente realizarse una microdermoabrasión, un procedimiento que pule las capas superiores de la piel de manera química. Es un método libre de tóxicos, que elimina las impurezas de la piel. En el caso de que tenga estrías nacaradas o blancas, logrará mejorar su aspecto hasta disimularlas.

Lee También:  Mesoterapia Corporal: Una solución contra la celulitis

Otro método que se puede encontrar en nuestro Centro Estético es la radiofrecuencia, un equipo que utiliza laser para disimular estas marcas. También actúa como método preventivo que ayudará a regenerar la piel, devolviéndole la tonicidad.

Si desea tratarlo desde casa, deberá exfoliarla piel a través de suaves masaje sen la zona afectada con azúcar; es aconsejable realizarlo antes de ducharse en un lapso de un minuto. Luego de esta limpieza profundo, debe masajear la piel con aceite de oliva extra virgen, preferiblemente con una acidez máxima de 0.6%.

En el caso de que las estrías sean blancas, es un signo de cicatrización que muestra una “herida vieja”. En el momento en que se forman las estrías, generan una sensación de ardor en la zona afectada aunado a un escozor, que refleja la .aparición de estas líneas alargadas, parecidas a las arrugas, que simulan las cicatrices de unos rasguños.

Este tipo de estrías requerirán de un tratamiento más exhaustivo, que impone el uso de la aparatología recomendada para las marcas nacientes, junto a aceites con principios activos regenerativos.

Cremas como el aceite de rosa mosqueta, la centella asiática, la manteca de karité y complejos reductores de estrías, tendrán notables efectos en estrías nacaradas por sus ingredientes reconstituyentes. Sin embargo, el remedio infalible para alejar estas rasgaduras de la dermis es la buena humectación de la piel en conjunto con una hidratación adecuada.

Escribe un comentario:

*

Tu dirección de e-mail no será publicada ni compartida.

2015 - 2018 © Copyright - La Silueta. Todos los Derechos Reservados