Corrección de la flaccidez y falta de volumen y proyección  glútea: Gluteoplastia Tridimensional y Prótesis Glútea

La GLUTEOPLASTIA TRIDIMENSIONAL es la aplicación combinada de hilos tensores, lipoescultura e injertos grasos o Lipoinjerto; es ideal para restituir a la zona glútea PROYECCIÓN y VOLUMEN así como reducir la flaccidez aumentando LA FIRMEZA  de la zona. En los casos que se necesita un aumento mayor del volumen debemos recurrir a la aplicación de PRÓTESIS GLÚTEA para lograr un aumento considerable de la región.

La región glútea puede verse afectada por diversas condiciones que alteren su estética y por tanto empeoren el contorno corporal. Las fluctuaciones de peso, los embarazos, la vida sedentaria pueden alterar la forma y/o el tamaño de los glúteos así como la posición de los mismos.

Con la GLUTEOPLASTIA TRIDIMENSIONAL combinamos un correcto relleno con tejido adiposo o lipoinjerto de los sectores glúteos magros o deprimidos con una mejora de la proyección del músculo glúteo lograda mediante la aplicación de un hilo tensor  semi elástico adecuado. Con éstas maniobras logramos mejorar el volumen y la proyección de los glúteos.

Para poder hacer este procedimiento debemos contar con depósitos de tejido adiposo suficientes como para que se puedan obtener unos 250 centímetros cúbicos de grasa para cada glúteo. El procedimiento comienza realizando la obtención de la grasa necesaria, aspirando la misma con un instrumental especial (puede obtenerse grasa del abdomen, cintura, muslos o brazos). Finalmente la grasa se inyecta mediante cánulas especiales en varios lugares para ir moldeando y aumentando las áreas deseadas.

Para lograr una mejora de la proyección del músculo glúteo vamos a aplicar un hilo tensor formando una jareta que rodea en forma de círculo todo el músculo Luego, al cerrar la misma se reduce el diámetro del círculo y esto hace proyectar la masa muscular de manera que eleve la región glútea.

LA GLUTEOPLASTIA TRIDIMENSIONAL Es un procedimiento de unos 60 minutos, realizado con anestesia local tumescente, sin riesgos mayores para el paciente y en forma ambulatoria. Se puede reintegrar en 24/48 horas a la actividad habitual con ciertas limitaciones sobre todo para los cambios bruscos de posición. Si bien en su inicio se ven en el glúteo algunas zonas deprimidas, con el tiempo estas se desaparecen y la cola adquiere una forma y volumen muy apreciable al compararla con la que previamente tenía.

Si necesitamos un volumen mayor debemos recurrir al IMPLANTE PROTÉSICO GLÚTEO, ésta es una cirugía que también la realizamos con anestesia local y el forma ambulatoria aunque la paciente debe de guardar un reposo postoperatorio de no menos de 7 días para que el procedimiento sea efectivo y no tenga complicaciones.

La PRÓTESIS GLÚTEA se implanta a través de una incisión realizada en la línea interglútea y se coloca bien entre las fibras del glúteo mayor o debajo del mismo. Como se puede suponer la zona glútea es una región fundamentalmente de apoyo al sentarnos y esto implica un desplazamiento de la prótesis si esta no está debidamente contenida y para que esto suceda debe existir una cicatrización de los tejidos que se considera primaria a los 7 días (tiempo mínimo de reposo) secundaria a los 21 días (tiempo ideal de reposo) y definitiva recién después de los 60 días.

Si bien la cirugía no es mucho más complicada que un implante protésico mamario la paciente debe realizar un reposo postoperatorio más prolongado y un cuida extremo de la región hasta pasado los 60 días.

gluteoplastia01
Ver más Antes y Después

Consulta Online