Los hilos tensores espiculados son una técnica de rejuvenecimiento facial novedosa y revolucionaria. El éxito de la misma radica en que se trata de un procedimiento sencillo, sin cortes, cicatrices y con anestesia local. Una de las ventajas es que no produce un cambio dramático en las facciones.

Los hilos están hechos de poliamidas (Polipropileno) estériles, biocompatibles, no absorbibles y de gran resistencia. Se presentan en distintas longitudes y modelos según la técnica ó zona a tratar: sea rostro, brazos, piernas, glúteos etc. Las longitudes varían según la necesidad, así como también, la distribución de las espículas ó puntos de anclaje. Las longitudes son variables y vienen en sobres estériles con testigo de esterilidad en presentaciones de 2, 4 ó 6 unidades incoloros (transparentes).

El tratamiento de rejuvenecimiento dérmico con Tensor Threads es aplicable a personas de 30 años en adelante, con una flaccidez ó ptosis tisular moderada a leve, diabéticos, hipertensos de todo tipo y color de piel ya que no deja ningún tipo de cicatriz.

El número de hilos a utilizar dependerá de cada paciente y de la flaccidez que presente. La duración del procedimiento: dependerá del número de hilos pero generalmente las intervenciones no duran más de 1 hora y se realizan con anestesia local.

Una gran ventaja de esta técnica es que puede ir haciéndose en diferentes etapas y agregando hilos para hacer retoques en zonas donde vaya apareciendo flaccidez. El efecto lifting se obtiene por la tensión que el hilo ejerce con sus espículas en la piel y por la fibrosis que se genera en la zona (aumenta en número de fibras, colágeno y elastina) que le dan firmeza al tejido.

Consulta Online

Si tienes alguna duda o requieres mayor información, por favor envianos tu consulta: