Open/Close Menu Cirugía Plástica - Medicina Estética
Liquid Lifting

Sin lugar a dudas, el Lifting fue el procedimiento más utilizado para rejuvenecer el rostro, pero hoy día ofrece reticencias: requiere pasar por el quirófano y un postoperatorio de varios días. Por eso hoy es mucho más efectivo el Liquid Lifting.

El llamado “Liquid Lifting” o lifting líquido consiste en la aplicación de tres sustancias esenciales. Las toxinas botulínicas combaten las arrugas en los músculos depresores faciales que se tensan hacia abajo con el paso del tiempo y provocan pliegues y caídas en los párpados, en las mejillas y en el contorno mandibular. El ácido hialurónico mejora el volumen y la hidratación. Por su parte los aminoácidos previenen el daño celular.

Los tres productos se aplican en forma simultánea en la misma inyección y esta provoca la inmediata retracción de los músculos, lo que hace que la piel se vea más descansada y rejuvenecida. “El lifting líquido es equivalente a una ritidoplastia (cirugía plástica antiarrugas). Produce una mejoría en la piel que dura de uno a dos años, dependiendo del daño y la edad, lo que permite posponer una cirugía invasiva.

El #LiquidLifting es un excelente tratamiento de rejuvenecimiento facial Clic para tuitear

El Liquid Lifting puede posponer la cirugía hasta por 6 o 7 años. Con esta técnica no invasiva no se modifica la textura de la piel, ni se elimina la flaccidez cutánea. Su buen resultado es producto de un tensado de los tejidos cuando hubo una pérdida o desplazamiento de los volúmenes que hacen que un rostro se vea juvenil. Es un nuevo concepto de reordenamiento de las luces y sombras que refleja la piel de la cara”

Recomendado en personas de entre 25 a 50 años, el procedimiento ambulatorio dura cerca de una hora. Recostado en una camilla, el paciente recibe una aplicación previa de una crema anestésica en toda la cara. Una vez que ha hecho efecto, el cirujano inyecta la combinación de sustancias a través de una jeringa con una decena de diminutas agujas que llegan a la zona específica que se quiere tratar. Aunque es molesto, no provoca dolor. Una vez finalizado el procedimiento, el único cuidado es evitar la exposición al sol durante la jornada. Se recomienda no dejar pasar más de dos años en caso de querer repetir el proceso.

Lee También:  Preparate para un verano sin vello

Es muy adecuado que el Liquid Lifting se acompañe de otros tratamientos no invasivos como es la Luz Ultra Pulsada Intensa que elimina manchas y mejora la luminosidad de la piel y las finas arrugas superficiales y el Re-Lifting realizado con Radiofrecuencia Reaction que mejora aún más la flaccidez muscular.

Muy importante es saber que si el tratamiento recibe un mantenimiento cada 12 meses tiene una duración muy larga que está en relación directamente a la edad del paciente. Insistimos, si se sabe como cuidarlo y mantenerlo sus efectos pueden ser indefinidos.

Para más información entra en: Liquid Lifting

Escribe un comentario:

*

Tu dirección de e-mail no será publicada ni compartida.

2015 - 2018 © Copyright - La Silueta. Todos los Derechos Reservados