Open/Close Menu Cirugía Plástica - Medicina Estética

Con el paso de los años la piel va perdiendo condiciones como la tersura debido a la degradación de componentes como el ácido hialurónico y el colágeno. La consecuencia de esto es la poca capacidad de la piel para mantenerse firme y lisa, en el rostro comienzan a verse arrugas y hay zonas que comienzan, debido a la flaccidez, a caerse.

Cuando la acción de la gravedad actúa sobre el área de la cola de las cejas, el rostro comienza a tener una apariencia cansada o triste. Para corregir este problema estético podemos proceder a levantar esta zona la aplicación de hilos tensores.

Es un procedimiento sencillo, indoloro, que se realiza con anestesia local. No requiere período de recuperación. En general no deja hematomas, por lo cual el paciente puede continuar con sus actividades inmediatamente. Si llegaran a aparecer los hematomas, podrá usar maquillaje durante pocos días hasta la desaparición de los mismos.

Los hilos tensores para la cola de las cejas consiste en la introducción de una pequeña cánula o aguja mediante pequeñas unciones que permiten la inserción del hilo por debajo de la piel facial, consiguiéndose levantar la extremo externo de las cejas.

Los hilos tensores actúan ejerciendo una tensión mecánica , retrayendo la piel. A largo plazo, actúan creando una fibrosis (endurecimiento) de los tejidos circundantes a ellos, por lo que la zona tratada se reafirma dando un aspecto más turgente e impidiendo o retrasando la laxitud y caída de los tejidos producida por el envejecimiento. De esta manera se tensan los tejidos de la zona de las sienes, lo que eleva las colas de las cejas.

Lee También:  Hilos Tensores: La nueva forma de rejuvenecer al instante
Escribe un comentario:

*

Tu dirección de e-mail no será publicada ni compartida.

2015 - 2018 © Copyright - La Silueta. Todos los Derechos Reservados