El plasma rico en plaquetas se obtiene de la certificación de la propia sangre, conteniendo gran cantidad de factores de crecimiento y sustancias estimuladoras de la regeneración celular.

Al aplicar  el PRP en la zona genital, se consigue la estimulación y regeneración del colágeno, elástina, ácido hialurónico, aumenta de la vascularización y regeneración y reparación de los tejidos afectados, ya sea por el paso de los años, en el embarazo y posparto.

Con esto se consigue una mejoría en la lubricación natural de la vagina, mejoría en el tensado de las paredes vaginales, disminuyendo la incontinencia de orina y mejorando el dolor y molestias durante la relación sexual.

Los efectos se comienzan a sentir a partir de la aplicación,  siendo acumulativos con las sesiones  e irreversibles.

Consulta Online

Si tienes alguna duda o requieres mayor información, por favor envianos tu consulta: