Open/Close Menu Cirugía Plástica - Medicina Estética

El drenaje linfático manual es una técnica que se realiza con las manos a través de movimientos muy suaves, lentos y repetitivos que favorecen la circulación de la linfa, mejorando así cuadros edematosos, inflamaciones y retenciones de líquidos orgánicos.  El sistema linfático colabora estrechamente con el sistema inmunológico, por lo que el drenaje linfático manual mejora de manera general el estado de salud y ejerce un papel muy beneficioso en el sistema nervioso, además de tratar específicamente distintas afecciones. Así el drenaje linfático manual es otra forma de reforzar el sistema inmunológico.

Existe un gran desconocimiento en cuanto al papel que ejerce en el organismo el sistema linfático y su relación con el sistema inmunológico, aunque se conoce su existencia desde la antigüedad. Hipócrates o Aristóteles ya sabían que había ciertos conductos dentro del organismo que contenían una “sustancia blanquecina lechosa”.

Vamos a profundizar en cómo funciona esta técnica, una terapia apasionante que muestra el extraordinario funcionamiento de nuestro organismo y de la que podremos beneficiarnos enormemente.

¿Cómo nació el Drenaje Linfático Manual?

La técnica del drenaje linfático manual nació hace algo más de cien años gracias al matrimonio danés Estrid Vodder (naturópata) y Emil Vodder (fisioterapeuta) que, durante años, comprobaron cómo sus pacientes mejoraban su estado de salud haciendo algo que hasta entonces nadie se había atrevido a hacer, manipular los ganglios linfáticos.

Cuando trabajaban en un balneario de la costa mediterránea francesa, esta pareja observó que pacientes afectados de distintas enfermedades presentaban inflamaciones en los ganglios linfáticos del cuello. Se dieron cuenta entonces de que, realizando cuidadosas manipulaciones en los ganglios linfáticos, estos reducían su tamaño y los pacientes mejoraban el estado de salud. Esta pareja resultó ser muy atrevida, pues en aquel momento se pensaba que la manipulación de los ganglios inflamados era perjudicial y, aunque efectivamente lo es en las inflamaciones agudas, resulta altamente beneficioso en afecciones crónicas.

Lee También:  Todo lo que debes saber acerca de los hilos tensores faciales

Los Vodder comenzaron a difundir su técnica y conocimientos en prestigiosos congresos de medicina, de manera que con el paso de los años fueron adquiriendo gran fama entre la comunidad médica. En 1940 fundaron la primera escuela y clínica en Copenhague.

Una sesión efectiva de drenaje linfático manual debe durar al menos una hora. Es aconsejable que tu terapeuta disponga en la sala de un ambiente armónico y propicio para la relajación.

Los movimientos del drenaje linfático manual son extremadamente lentos y repetitivos, siguiendo siempre la dirección de los conductos linfáticos.

Asegúrate de que la persona que aplica esta terapia esté titulada. No hace falta que sea fisioterapeuta, puesto que el drenaje linfático manual no es una terapia oficial. En verdad, el éxito del drenaje linfático manual depende mucho de su destreza profesional, de su intuición y de la precisión con la que realiza la presión y el ritmo.

La pareja Vodder aseguraba que para la eficacia del tratamiento, la persona que aplica la terapia debe sentir la linfa a través de sus manos, percibir la corriente intuitivamente y favorecerla.

En realidad, no hace falta sufrir ninguna afección para recurrir a un drenaje linfático manual. Recibir un masaje de drenaje linfático manual es un placer y un beneficio en cualquier circunstancia. A los pocos minutos se nota cómo nuestro cuerpo se relaja hasta límites insospechados y maravillosos; se siente un relax y una calma muy agradable. Después de un drenaje linfático manual, el mundo parece un lugar más amable y ligero. ¡Compruébalo personalmente!

Además, por su capacidad de depurar el organismo y aliviar la retención de líquidos, se recomienda el drenaje linfático manual para la celulitis y adelgazar, para arrugas y flaccidez o para el acné.

Lee También:  Sudoración excesiva: Tratamiento con Botox

También se utiliza mucho el drenaje linfático manual como tratamiento post operatorio, en muchos procedimientos de cirugía plastica y tratamientos estéticos es utilizada para drenar la zona y mejorar la recuperación del paciente.

Escribe un comentario:

*

Tu dirección de e-mail no será publicada ni compartida.

2015 - 2018 © Copyright - La Silueta. Todos los Derechos Reservados