Open/Close Menu Cirugía Plástica - Medicina Estética

La innovación tecnológica ofrece diversas opciones para renovar su imagen. La rinoplastia, la usual intervención quirúrgica que modifica la estética de la nariz puede ser dolorosa y costosa, pero la alternativa de la rinomodelación ayuda a moldear y perfilarla a través de un relleno especial.
Este relleno especial es ácido hialurónico, un material biocompatible con el cuerpo que puede durar aproximadamente dos años, según las características del paciente y la marca del producto utilizado.
El ácido hialurónico moldea la zona a través de la integración en los tejidos, que forma un implante blando y natural. Los resultados se ven de forma inmediata y no se necesita mayor recuperación que un breve de reposo de una hora.
La única limitación “postoperatoria” es tocarse con mucha fuerza el rostro, sobretodo en la zona donde se realizó el tratamiento, ya que estará susceptible a desplazamientos en los primeros dos días de intervención. Durante las siguientes semanas, se debe evitar saunas o tratamientos faciales intensos.
También se debe postergar cualquier actividad que requiera fuerza física de alta intensidad, por lo menos por dos semanas.
Al igual que otros procedimientos ambulatorios, son intervenciones sencillas, pero delicadas; así que se debe acudir a expertos como La Silueta, para realizarse la rinomodelación sin riesgos.
Es necesario advertir que el procedimiento duele un poco, es por eso que se coloca un sedante local para que los especialistas puedan trabajar con comodidad. Si se opta por hacerse la rinomodelación en un lugar no certificado puede empeorar la respiración nasal, por las complejas características anatómicas de la nariz y su circulación sanguínea.
Los rellenos más duraderos llegan hasta los dos años de efectividad; este es el motivo por el cual los precios de los retoques son más asequibles, pero este procedimiento no se puede comparar con una rinoplastia.
La decisión sobre que método es más efectivo, está relacionado al estado de su nariz. Si desea disminuir el tamaño de su nariz, corregir por completo el caballete, o enderezar el tabique, es necesario optar por el procedimiento quirúrgico.Mientras que la rinomodelación hace el simil de un frisado en la pared, donde se arreglan las pequeñas imperfecciones o se rellena agujeros que hacen ángulos indeseados a la vista.
Otra de las propiedades más destacables de esta intervención estética es el levantamiento que ejerce sobre la punta que la de la nariz, de modo que la vuelve más respingada. En el caso de ser rellenado en exceso, la capa del ácido hialurónico puede desplazarse por acción de la gravedad hasta deformar la nariz.

Lee También:  Otoplastia para corregir orejas prominentes

Esta nueva forma de moldear la nariz tiene dos opciones para su aplicación: los rellenos permanentes y otros tipos de implantes que son absorbidos por la piel, y que necesitara retoque dentro de un tiempo después luego de este procedimiento.
Aunque la cirugía convencional arregla otras cosas que la rinomodelación no puede, esta última sigue siendo una buena elección por sus precios competitivos, su recuperación rápida e indolora, además de resultados a las medidas de sus exigencias.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

2015 - 2018 © Copyright - La Silueta. Todos los Derechos Reservados