Es una nueva modalidad de turismo que consiste en viajar a otro país diferente al de residencia habitual, por deseos ligados a una mejoría en el aspecto estético y con el fin de someterse, durante su estadía en él, a algún procedimiento médico quirúrgico

La propuesta es atractiva: lipoaspiraciones, hilos tensores, aumentos mamarios, tratamientos como botox, rellenos con acido hialuronico por mucho menos de lo que cuestan en el primer mundo combinados con un paquete con excursiones y hoteles de lujo.

Los directores de este emprendimiento (Dr. Mateo Castro y Dra Luciana Frattini) concluyeron que no solo podían estar a la altura de las exigencias de un público acostumbrado a servicios de buena calidad, sino que además, Argentina, especialmente Buenos Aires en sí mismo ofrecía un escenario interesante para desarrollar programas y  servicios médicos para extranjeros.

“Varios factores se sumaron al estímulo inicial. Entre ellos, su compromiso de demostrar que Argentina tiene mucho para ofrecer: sus manifestaciones culturales, sus paisajes, el estilo amistoso de su gente para con los extranjeros, la seguridad y un excelente nivel de calidad en algunas especialidades de la salud, como por ejemplo en  Cirugía Plástica.

Así, con una infraestructura adecuada y profesionales experimentados en las distintas especialidades, se consolidó este programa diseñado para personas residentes en el extranjero que deseen asociar el mejoramiento de su imagen con una propuesta turística de descanso y recreación aprovechando los beneficios actuales del cambio monetario.

Una estadía confortable y recuperación placentera sin duda inciden favorablemente en los resultados de los tratamientos estéticos, brindando además una experiencia que acerca la cultura y los paisajes al mundo.

El dispositivo de atención incluye una evaluación diagnóstica primaria que se hace a distancia. Se basa en una historia clínica protocolizada y el envío por parte de los pacientes de fotos, datos clínicos. Esta evaluación es ajustada en sus detalles una vez que los pacientes llegan a Buenos Aires.

Luego se elabora el proyecto de tratamiento y un presupuesto. A eso le sigue la planificación y coordinación de la agenda de tratamiento.

El siguiente paso se refiere a los exámenes de laboratorio necesarios en cada caso en particular, siempre que el paciente no los trajera desde su país de origen u ofrecieran dudas clínicas.

Se envían los materiales orientados a la preparación de los pacientes para los procedimientos y la firma del consentimiento.

Luego se realizan los traslados, desde y hacia a Buenos Aires, y desde y hacia la Clínica el día de la cirugía.

El plan contempla el alojamiento con desayuno en hotel cuatro o cinco estrellas (a elección) para el paciente y un acompañante. También la preparación de la dieta que requiera la situación clínica, a cargo de una nutricionista en caso de ser necesario.

Se brinda además soporte (las 24 horas del día) a través de un teléfono móvil, para comunicarse con el equipo de profesionales tratantes y la Dirección de Clínica La Silueta Buenos Aires o si fuera necesaria prolongar 24 horas la internación del paciente.

Además se ofrece un dossier con información turística, propuestas de paseos y recomendaciones gastronómicas en Buenos Aires que los hay desde la mañana temprana hasta avanzadas horas de la noche.

Para el fin de semana, el plan puede ser un Resort para el paciente y su acompañante, con los correspondientes cuidados médicos.

Y después de la partida, se compromete el seguimiento periódico a distancia, por Internet.

El programa de La Silueta puede ser usado total o parcialmente. Esto es que los pacientes pueden beneficiarse de todos los servicios que incluye, utilizar sólo los servicios quirúrgicos, o bien requerir algunos de los otros servicios.