El vaginismo es un padecimiento en el que existe una constricción involuntaria de la vagina al intentar mantener relaciones sexuales. Es causada por contracciones involuntarias de los músculos del piso pélvico que rodean la vagina y la vulva. El empleo de toxina botulínica, consigue evitar el espasmo de los músculos de la vagina dando así una mejoría en la concreción de las relaciones sexuales. En el 75% de los casos está demostrado que con una sesión es suficiente para mejorar el vaginismo.

Es un procedimiento sencillo de realización en consultorio donde se aplica mediante inyecciones en los músculos específicos a tratar la toxina botulínica.

Consulta Online

Si tienes alguna duda o requieres mayor información, por favor envianos tu consulta: